jueves, 24 de mayo de 2007

Cadáveres y Cia.

Ayer, por ejemplo (creo que al mediodía), trajeron los restos de una cholita de unos veintitantos años de edad a la que la habían sacado del fondo de un barranco, lugar al que habría ido a parar presumiblemente por problemas sentimentales. Si bien no la encontraron en posición decúbito dorsal, estaba hecha mierda, porque, durante la caída, su cuerpo había chocado repetidas veces contra las salientes del barranco, que, al llegar al fondo, de la cholita no quedaba casi nada.

Toda ella era una miseria; pero, antes de que llegue el forense de turno para realizar un examen parcial de lo que quedaba del cadáver, con un alicate le saqué el engaste de oro de su dentadura, y -ojo clínico-, calculé que de allí se podía obtener tranquilamente unos ciento cincuenta dólares.

Con el tiempo uno llega a encariñarse con los muertitos porque -aparte de sus familiares y conocidos- nadie más se acuerda de ellos; muchas veces he sentido algo semejante a la tristeza cuando nadie viene a reclamar por uno de ellos. Se siente como si el corazón se nos rompiese en pedacitos, pues están abandonados y no tienen ni siquiera un perrito que les aúlle, a manera de despedirlos, cuando sus almas ya han abandonado para siempre este perro mundo.

Alcoholatum & otros drinks: Crónicas para gatos y pelagatos

Y trastoqué el presente y el olvido, el ayer y el futuro, el placer con la amargura, la piedad con el sadismo, el bienestar con la maldad; la coma con el punto, el aymara con el quechua, como si no supiera que, aparte de ladrar como los perros, yo era poeta, y nadie entendía ni un carajo qué era lo que había pretendido plasmar este poeta

9 comentarios:

Beto Cáceres dijo...

hola hola, valoro el intento del blog, pero eso de que sea anónimo el que administra esta página, no creo sea lo más justo y valeroso.

Achacachi dijo...

VICTOR HUGO VISCARRA RODRIGUEZ
• Bolivian storytelling writer / escritor cuentista boliviano. Todo hacer la obra y textos. Biografía y fotografias.

¿QUIÉN ES Victor Hugo Viscarra? Escritor cuentista boliviano (La Paz, 1958 – 2006) que relata las vivencias los alcohólicos, artilleros, putas y maricones del submundo nocturno paceño.

TEXTOS Y OBRAS:‘Coba: Lenguaje Secreto Del Hampa Boliviano’ (1981), ‘Relatos de Víctor Hugo’ (1996), ‘Alcoholatum Y Otros Drinks. Crónicas para gatos y pelagatos’ (2001), ‘Borracho Estaba, Pero Me Acuerdo. Memorias De Víctor Hugo’ (2002), ‘Avisos necrologicos’ (2005), ‘Ch’aquí fulero. Los cuadernos perdidos de Víctor Hugo Viscarra’
(2007)"

WEBSITE:
VICTOR HUGO VISCARRA
http://h1.ripway.com/achacachi/vhv.htm

Emil dijo...

Sobre el sufrimiento del “artista” y escritor !Viscarrita!...

Por: Emil Mendoza F. emil_men_do@hotmail.com

El artista murió como nació… con la certidumbre de que muy pocos lo iban a querer y recordar tal cual fue…!Y nació con el vagido sufriente! por un parto seguramente precario en uno de esos nosocomios de los que hay a montones hoy en día. Igualmente se fue llorando y sufriendo, pero no tanto por el dolor físico de su cirrosis lapidaria ya que en esos momentos últimos de su vida, en aquel hospital, el sufrimiento orgánico era para él, como para nosotros es el aire que entra y sale de nuestros pulmones y ni siquiera lo sentimos; porque muchos tenemos nuestras bombas de aire embromadas por el humo de algún vegetal herbáceo…
Ese sufrimiento al que hago referencia solo se podrá sentir cuando sepan que el existir conduce a una sola cosa:
A sentir que uno está sufriente o tedioso todo el tiempo, porque la demisión que sentía el Víctor Hugo era colosal (solo fíjense la expresión que tiene su rostro en la segunda solapa del libro “Relatos del Víctor Hugo”) ese semblante nos habla por sí solo. Podemos examinar a través de ese rostro trémulo y taciturno el llanto y sufrimiento de un hombre como todos, lloroso y sufriente en el alma, No por cobarde, simplemente reclamándole a la vida ¡algo…!
Él fue distinto en su caminar por un mundo al que muchos y muchas no se asomarían ni de refilón, “esa sombra” refleja ese vacío de la vida mal pagada y bromista con nuestros más caros sentimientos e ilusiones venáticas.
Es el rostro de la desesperanza con la mirada perdida y vacía, con recuerdos que taladran su mente día tras día, recuerdos de una vida perpleja sumida en el trajín del frío y la noche, del hastío y el troche con el hambre de más tirillo y postre (para comer); éste brebaje (pusitunka) era lo único que lo calentaba físicamente y espiritualmente porque jamás conoció otro tipo de calor que lo confortase y lo consolase. (A no ser el calor vaginal de una hembra amansada)

El hecho de posar el cuerpo y cruzar las manos de esa forma llama bastante mi atención, es como si se preguntase a si mismo… (y me biene a la memoria lo decía el mismo Cioran en uno de sus escritos que seguramente pensaba Viscarra)
“Me pregunto muchas veces porqué soy así, porque tengo que ser tan consciente de que la vida es una mierda, que tal como la vivimos, tal como la sociedad nos impone una rutina, unas obligaciones, unas normas, unas prohibiciones,... es difícil vivir, es un sinsentido, esto no es vida, y a veces pienso que para vivir así, mejor no vivir….tiene algún sentido el que cada día te levantes, vayas al trabajo, te conviertas en una especie de máquina durante unas ocho horas y luego vuelta a casa,......... y así día tras día? No vale la pena, ¿para qué?... en fin, vivo aburrido y escéptico. ¿La amistad? ¿El amor? ¿La familia?, conceptos que poco me dicen ya… o nunca me dijeran nada, y quizás no sea por desengaños sino porque no creo en sentimientos que son imposibles en una sociedad como esta, o en una vida como esta”
Como él mismo dijese otrora noche más en los tramos de Churubamba donde le gustaba estar a sus anchas: “Sueño entumecido de frío” vuelvan a leer ese relato tan certero, cabal, ominoso, vitando…emparentándose con lo que formula Ciorán y el artículo:
un fragmento del citado dice:
“Quisiera dormir, tan solo eso, dormir. Dormir sobre este suelo tantas veces emputado y carcomido de orines venéreos, poniendo como almohada las experiencias que me encorvan las espaldas y la conciencia. Dormir y No despertar jamás.
(Otro fragmento) “Mi cuerpo tiembla convulsivamente. Enloquezco al saberme amado por el odio, la amargura y el desengaño”. “Soy, como siempre se ha especulado, una ilusión que se desecha en el arcón del olvido y tal vez un recuerdo que se disuelve en el viento del otoño.” “Soy…ya ni siquiera sé quién soy, puesto que estoy llorando y mis lágrimas mojan por enésima vez el suelo que voy pisando.” O bien pueden releer “Soledad”, “Babá” o el “Anticuento primaveral” solo por citar algunos de los excelentes relatos y cuentos que nos llegan hacer cavilar sobre el sinsentido de la vida o lo oprobiosa y estulticia que puede llegar a ser. (Me refiero al fondo del relato y No a la forma de escribir que es lo que se fijan tantos tunantes literatos que a mi modo de ver hay que dejarlos con los prosaicos escritores que hay por doquier para que estudien a “Virgilio”).
Para nuestro escritor del lumpen escabroso (y me remito a Schopenhauer) “la vida fue cual un embuste continuo, lo mismo en las cosas pequeñas como en las grandes ¿Ha prometido? No cumple nada, a menos que no sea para demostrar cuán poco apetecible era lo apetecido: tan pronto es la esperanza quien nos engaña como la cosa esperada. La felicidad está siempre en lo futuro o en lo pasado, y lo presente es cual una nubecilla oscura que el viento pasea sobre un llano alumbrado por el sol. Delante y detrás de ella todo es luminoso, sólo ella proyecta siempre una sobra sobre nuestras cabezas”.

Juan Hernández dijo...

En el año 2002, tuve la aportunidad de conocer a Viscarra. Tengo firmado de su puño y letra ''Borracho estaba, pero me acuerdo''. Escribi un ensayo que conservo inédito sobre Viscarra y Bolivia.
¿Alguna idea de dónde pueda publicarlo?

juanhernandezlibrero@gmail.com

ReinaCoral dijo...

Te felicito por tu trabajo. Este blog es el mejor del universo.

Trevor K. dijo...

Oe man, qué pasó con este blog? Lo mandaste todo a la mierda. Es una puta pena. Viscarra debe estar pidiendo a gritos un frasquito de alcohol. En fin, escribí un puto homenaje al borracho boliviano.

Volvé carajo!

Santos Vega dijo...

http://aeroparques.blogspot.com/2010/02/el-pasaje-jaen.html

un poema homenaje al Victor Hugo Paceño...

senoixaerarap dijo...

Este blog no permite comentarios anónimos.

Jenny Claros de Danowski dijo...

Busco "A llorar al Río", uno de los relatos del libro "Borracho estaba pero me Acuerdo". Si alguien sabe dónde lo puedo encontrar... GRACIAS!!!